Ventanas

Miremos a través...

Inicio > Historias > Piano

Piano

Me senté en el pequeño sillón y adopté la postura adecuada, espalda recta, brazos en perfecto ángulo de 90º, manos relajadas y dedos medianamente separados. Lo acaricié con miedo, hacía mucho tiempo desde la primera vez.
"Ahora presiona con fuerza, y déjate llevar"- me dijo con soltura.
Vaciando mi mente de prejuicios, bajé el dedo y el Do, resonó en la habitación...
"Pero es que yo no sé..."-le contesté.
"sígueme"-instó... y sin más mis dedos recorrieron las teclas blancas y negras memorizando cada nota y posición...
"Relájate y no pienses en cómo tocar, simplemente escucha..."- dijo sonriendo, mientras veía cómo temblaban mis manos.
Poco a poco, las negras, las semicorcheas, los silencios que jamás había leído, me llevaron por un recorrido fantástico, hilándose en una melodía sencilla, fresca y aunque triste, me pareció la más alegre de mi vida...porque por primera vez tuvo sentido.

2004-06-22 01:00 | 0 Comentarios


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://ventanas.blogalia.com//trackbacks/19689

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.234.0.2 (5530fdcf24)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

portada | subir

Todas las fotos están sujetas a copyright. Queda prohibida su reproducción y/o copia sin autorización de la autora